Llegué a los 30. ¿Cómo cuidarme?

Todos nos preocupamos cuando llegamos a los 30. ¡Es la bienvenida a los …TAS!

Normalmente es la edad en la que nos vamos asentando laboral y emocionalmente, lo que nos hace darnos cuenta que los años van pasando por nosotros. Esto hace que nuestra preocupación por nuestro aspecto físico vaya aumentando, y queramos cuidar nuestra piel y nuestro cuerpo algo más de lo que lo hacíamos años atrás.

A partir de los 30 la piel empieza a mostrar los primeros signos de envejecimiento; es el momento de darle cuidados algo más profundos para retrasar su avance. Los primeros cambios en el cutis empiezan a hacerse visibles y aparecen pequeñas arruguitas en la frente, alrededor de los ojos; así como cambios en la pigmentación, debido a la exposición solar y/o el uso de anticonceptivos orales.

Como cuidarnos después de los 30:

Es el momento de que te tomes en serio llevar una vida saludable. La correcta alimentación ya no sólo sirve para tener un cuerpo estilizado, sino para que los años no pasen por tu piel. Es necesario que bebas mucha agua (unos 2L al día), y que hagas ejercicio de manera constante para mantener tu cuerpo en forma y expulsar toxinas.

Cuida tu rostro cada día. Debes lavarte bien la cara tanto por la mañana como por la noche, para eliminar los excesos de grasa e impurezas que se adhieren por la contaminación, el sudor, etc. Prueba a realizarte un peeling cada uno o dos meses, notarás la piel mucho más iluminada y tersa.

Hidrata bien tu cuerpo. No dejes que el frío afecte a tu piel, es importante que diariamente hidrates todo el cuerpo después de la ducha, esto ayudará a evitar también la temida flacidez. Elige cremas de tratamiento diurno antiedad, que contengan vitaminas antioxidantes (A, E o C). Necesitas darle elasticidad a tu piel, por lo que las cremas humectantes ayudarán a evitar las arrugas, líneas de expresión, ojeras, poros abiertos, etc. La crema de noche no puede faltar en tus cuidados. Las de última generación estimulan el metabolismo celular.

Como nuevos cuidados, incorpora el cuidado del contorno de ojos a tu ritual diario. No te olvides del cuello y escote, la crema antiedad del rostro te servirá. En las manos aplica fotoprotector antes de salir a la calle.

Haz del maquillaje tu mejor aliado. Con el maquillaje puedes aportar a tu piel la luminosidad que puede ir perdiéndose con el paso de los años. Antes de maquillarte deberás seguir los pasos de hidratación y cuidado del rostro que ya hemos indicado.

Utiliza siempre protección solar. Como todos sabemos, la piel tiene memoria, y a partir de los 30 ya no podemos exponernos en exceso al sol sin ningún tipo de protección, no sólo por el aspecto físico, sino también por nuestra salud, para evitar manchas y melanomas. El factor solar mínimo que deberemos utilizar es el 30, una protección media, que incluso podemos utilizar en invierno ya que es un momento en el que el sol sigue incidiendo sobre nuestra piel, aunque no lo notamos por efecto del frío.

Son solo unos consejos que nos ayudan en la vida diaria. ¡Nos vemos la semana que entra para hablar sobre qué hacer después de los 40!


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes