Cambia tu nariz sin cirugía.

No se confundan, la rinoplastia es una de las operaciones de cirugía estética más demandadas en México. Cada vez, más personas deciden operarse la nariz para darle la forma deseada. La nariz, por su situación en el óvalo de la cara, juega un papel importante en el aspecto estético de ésta, por lo que muchas personas se sienten acomplejadas por su nariz y quieren suavizar sus rasgos mediante una rinoplastia. La rinoplastia a menudo debe realizarse para corregir desviaciones del tabique nasal o problemas de respiración, por lo que no siempre se trata de motivos estéticos. Además, suele ser una cirugía sin excesivas complicaciones en la mayoría de los casos. Sin embargo, cuando el paciente quiere llevar a cabo una modificación leve o pequeños retoques en la forma de su nariz por motivos meramente estéticos, hay casos en los que no hace falta recurrir a una intervención quirúrgica. En ese caso, realizamos la técnica de Rinomodelación.

La rinomodelación es una técnica mínimamente invasiva que evita tener que recurrir a la cirugía cuando se quiere realizar algún tipo de modificación leve en la forma de la nariz. No en todos los casos se puede evitar la intervención quirúrgica y es necesaria la realización de una rinoplastia para que el resultado sea el que el paciente espera. La rinomodelación consiste en rellenar determinadas zonas nasales con un relleno dérmico (como el ácido hialurónico), que es compatible con el organismo y reabsorbible, siendo colocado en determinadas zonas para rellenar huecos, dar volumen, y así corregir imperfecciones y suavizar rasgos. También se puede realizar rinomodelación con grasa propia del paciente, obtenido un resultado permanente en el tiempo. A veces es necesaria la rinomodelación para casos en los que se han practicado rinoplastias previas y hay que corregir leves imperfecciones sin recurrir de nuevo a la cirugía. Dependiendo el tipo de material que se utilice para rellenar las imperfecciones la duración del resultado será de 8 meses a 18 meses (para rellenos de acido hialurónico) a permanentes como la grasa del paciente. ¿Qúe problemas podemos tratar? Remodelar la punta de la nariz, haciéndola más estética. Acabar con la nariz de “bruja” o el perfil tan marcado. Rellenar un dorso demasiado profundo. Corregir e igualar algún pequeño desnivel del dorso. Ojo, es muy importante mencionar que esta técnica lo que realiza es aumentar el volumen de áreas de la nariz para enmascarar imperfecciones, esto requiere por ende de un aumento de volumen del área nasal. Pese a que no es necesaria anestesia para realizar una rinomodelación, sí que es imprescindible que ésta sea llevada a cabo por un profesional especializado. Acudan a su medico de confianza si están interesados, o no duden en contactarme con dudas y comentarios que tengan.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes